sábado, 19 de diciembre de 2015

Corrupción a pequeña escala

Los telediarios están repletos de escándalos de corrupción de empresarios y políticos. Muchas veces se ven imágenes de los imputados-cómo se nos llena la boca con esta palabra- entrando en los juzgados y una muchedumbre iracunda abucheándoles. Lo que me pregunto es cuánta de esa gente no se ha "colado" alguna vez en el metro o en el autobús, cuántos no han pagado nunca en negro algún servicio, cuántos no se han movido por amiguismos en el terreno profesional o social, cuántos se han limitado a usar las herramientas de la empresa: un coche, el teléfono, la fotocopiadora, para fines estrictamente profesionales ¿Podría ser que fuera cierto aquello de que quien es fiel en lo poco es fiel en lo mucho?