sábado, 19 de diciembre de 2015

Un buen taco a tiempo

No me gusta el lenguaje vulgar o soez. Es más fácil, más cómodo. Hay palabras importantes que se usan como insulto ¡anda que no había palabras en el diccionario para elegir! Si cuando te enfadas dices muchos tacos, tus argumentos pierden fuerza. Por el contrario si sabes limitar las palabrotas al momento justo, ¡qué bien queda!
¿Me ayudáis a cambiar España? ¿No? ¿Pues sabéis que os digo? Qué a tomar por culo la bicicleta.