sábado, 20 de febrero de 2016

Ande con cuidado

Si vive en Madrid y se ve obligado a salir a la calle, tenga cuidado. Si no tiene experiencia en recorrer un campo minado, piénseselo dos veces antes de salir de casa.

Yo he renunciado a mirar el movil durante mis desplazamientos a pie por la ciudad. Cualquier mínima distracción puede conllevar graves consecuencias para las suelas de sus zapatos.

Madrid es un reguero de excrementos de distintas razas caninas (y espero que sean solo caninas, porque al juzgar por el tamaño de algunas muestras...), colillas, chicles, y otros desperdicios poco higiénicos.

Ya se que está en marcha una campaña de publicidad, con avisos ingeniosos que nos animan a ser pulcros pero por ahora solo veo las causas de esos anuncios y no sus consecuencias.

Así que ya sabe: mire por donde pisa...