lunes, 22 de febrero de 2016

Déjame odiarte esta noche

Querida amiga:

Hoy ha sido un día de mierda. No se muy bien el motivo. Quizás no nos entendimos esta mañana, y el resto del día no ha terminado de salir bien.

Puede que ni tú te hayas dado cuenta. He procurado que no se notara en mi cara, aunque por dentro andaba ofuscado y rabioso.

Mañana será otro día y tú seguirás siendo mi vida, pero déjame odiarte esta noche.