domingo, 28 de febrero de 2016

Peligros de muerte

¿Alguna vez has estado en peligro de muerte? Es una pregunta que le gusta hacer a un amigo en sus primeras citas. Dice que con eso consigue romper muchas barreras con la chica con la que queda a cenar. Sea cierto o no, mi amigo lleva años soltero.
Esto viene a cuento de la noticia sobre la retirada de las chocolatinas Mars en varios países. Al parecer un tipo encontró un trozo de plástico en una de ellas.
En mi opinión el peligro con estas chocolatinas no está en el posible trozo de plástico, sino en meterte una entera en la boca. Es lo que me ocurrió a mi cuando tenía 7 años, y a punto estuve de no celebrar los ocho.
Lo que pasó fue que había sonado la campana anunciado el final del recreo y eso suponía que había que dejar de hacer lo que uno estuviera haciendo y llegar rápidamente a clase. A mi el aviso me sorprendió con mi chocolatina Milky Way sin tocar y con un grave dilema ético. Quería comerme aquel dulce, pero no quería que me castigaran por llegar tarde a clase. Lo solucioné metiéndomela entera en la boca y corriendo al aula; una combinación que resultó peligrosísima.
Les ahorraré los detalles macabros. Al final me salvó un profesor, que alertado por otro alumno, me propinó una buena tunda de golpes en la espalda hasta que conseguí expulsar todo el cacao de mi tráquea.
Solo espero que este escalofriante testimonio disuada a todos aquellos que se vean en un dilema similar, a no correr hacia clase hasta no haber digerido correctamente la chocolatina. Y en su caso a soportar el castigo por llegar tarde, estoicamente.