martes, 2 de febrero de 2016

Refugees Welcome

Paseaba el domingo por Madrid, y camino del Thyssen (saldrá en el siguiente post) pasé por delante del Ayuntamiento de Madrid. De la fachada colgaba una pancarta con las palabras: Refugees Welcome. Me acordé entonces de la película "Bienvenido Míster Marshall" y me imaginé a Manuela Carmena dando un discurso desde la ventana: "Como alcaldesa vuestra que soy os debo una explicación". Seguro que llevan meses (por lo menos desde septiembre que se puso la pancarta) preparando un comité de bienvenida con fuentes de chorritos, niños con banderitas y otras monerías.

Pero la realidad es que el domingo pasado lo único que había por los alrededores eran turistas en su mayoría nórdicos que disfrutaban de una mañana inusualmente calurosa para el mes de enero. Y es que a España, desde que empezó la crisis migratoria, han llegado unos 16 refugiados y de Etiopía nada menos. Como uno espere algo de la burocracia europea, tendrá que asegurarse de ser lo suficientemente longevo para verlo hecho realidad. Más eficaz va a resultar la iniciativa personal de mi amigo Benigno para ayudar a los refugiados, sin pancartas ni publicidad de trompetas que anuncien su buena obra.

Carmena, quizás discretamente por la noche puedas ir recogiendo esa pancarta que parece de guasa, y no temas por la desorientación de las riadas de refugiados sirios que bajen la calle de Alcalá, porque seguro que para entonces algún ciudadano de a pie ya les habrá atendido.