martes, 16 de febrero de 2016

Un poquito de normalidad

Hace un tiempo pude escuchar a Pedro Serrahima, director general de Pepephone, hablando de la idea de fondo de su compañía: gente normal que habla con gente normal. Me gustó.

¡Cómo se simplificarían las cosas! ¡Qué fácil sería entendernos!

Ni yo te tomo el pelo, ni tú me la intentas colar. No hace falta. Te explico mi punto de vista, y tú decides. Sin trampa ni cartón, ¿a que mola?

"Hola soy Juan, ¿quieres ser mi amigo?", que dirían los niños.

Nosotros los adultos hemos aprendido -a veces por disgustos- a desconfiar de los otros. A buscar segundas intenciones.

En fin, vamos a ver si entre todos nos lo proponemos y conseguimos un poquito de normalidad.