domingo, 24 de abril de 2016

No confundamos educación y formación

He estudiado en cuatro colegios distintos, de cuatro países distintos, por el trabajo de mi padre. A mi me educaron mis padres, aunque los conocimientos técnicos los adquiriese en el colegio.

Me parece un error descargar la educación de los hijos en el colegio, por el simple hecho de pagar tus impuestos. No creo que la clave esté en las distintas leyes educativas o en sus reformas, como en fomentar la responsabilidad de los padres en la educación de sus hijos.

La adquisición de conocimientos de Lengua, Historia y Matemáticas, por citar algunas asignaturas, se consigue en el colegio. Se puede mejorar la pedagogía y el modo de conjugarlo con las nuevas tecnologías. Pero lo más importante que te puede enseñar el colegio es a pensar, y aquí me parece fundamental el papel de la Filosofía, un tanto desprestigiada últimamente.

Los valores éticos y morales, los principios y virtudes, el respeto a la autoridad, el servicio a los demás, la alegría y el esfuerzo, los aprende uno en casa.

No me extiendo más. Solo espero haber apuntado algo de la diferencia entre educación y formación.