martes, 31 de mayo de 2016

Esa nueva religión llamada fútbol

En primer lugar aclarar que me divierte el fútbol, en especial los partidos de la selección española. También disfruto viendo la Champions, y el equipo que más me gusta es el Real Madrid. Dicho esto os explico mi reflexión:

A raíz del comentario de un amigo que hablaba de Atleti como una religión, decidí analizar el fútbol como fenómeno religioso. Todas las religiones tienen en común la noción de sagrado, de culto, y de trascendencia.

1) Podríamos pensar en los estadios de fútbol como los nuevos templos del siglo XXI. Con su veneración, su atmósfera, capacidad para miles de feligreses, etc.

2) La liturgia y sus sacerdotes, se entendería por las equipaciones de los jugadores, el protocolo del evento con sus tiempos, normas y ritos.

3) Un equipo de fútbol no son sus jugadores (aunque podríamos hablar de adoración a algunos de ellos como dioses), sino su escudo, la camiseta, su historia, títulos y afición. En ese sentido trasciende al equipo y partido concreto que se este viendo.

Con esta breve análisis no pretendo ser irreverente -y señalo que la veneración exagerada al fútbol/equipo/jugadores me resulta pobre- y sí en cambio rescatar con este ejemplo la noción de lo sagrado, la apertura a la trascendencia y la importancia del culto y la liturgia.

El que pueda entender que entienda...