domingo, 13 de marzo de 2016

Fueron 27 años, mal que bien los viví

Me hace mucha gracia esa frase de la película Tiempo de Valientes que pronuncia el protagonista desde la cornisa de un edificio: fueron 40 años mal que bien los viví...

Mañana cumplo 28 años y que me quiten lo bailado. Me he equivocado en muchas cosas pero en lo esencial he acertado; ha valido la pena. Quería dejarlo por escrito por si finalmente no escribo mi autobiografía. La pensaba empezar a los 40, dicen que a partir de esa edad si te levantas y no te duele nada es que estás muerto, pero como a mí ya me empieza a doler la espalda, quizás no llegue.

Y por último dos avisos:

1) Para mis amigos que me leen: no voy a hacer copas en casa porque me están organizando una fiesta sorpresa. Preguntad a Peto los detalles que él la está moviendo.

2) Para mi madre: de postre me haría mucha ilusión suspiro limeño.