sábado, 19 de diciembre de 2015

La importancia del jefe

Me decía el otro día un amigo al que le contaba que estoy buscando trabajo: "Mira lo importante no es el trabajo sino dar con un buen jefe." Hasta cierto punto esta afirmación es exagerada, pero quién no oye todos los días a los de su alrededor quejándose de sus jefes. Da igual en que trabajen, el jefe siempre es el responsable de sus lamentos. 
Está claro que lo mejor es que lo hagas te guste, pero si además tienes un buen jefe, eso ya es perfecto.